No te lo pierdas
4.7Nota Final
Dirección
Edición y ritmo
Entrevistas
Guión y estructura

David Bowie: The Last five years  explora los últimos 5 años de la carrera del cantante, en un documental que nos deja claro por qué El Delgado Duque Blanco fue uno de los artistas más originales, creativos e innovadores que han vivido.

Bowie murió el 10 de enero del 2016 y desde entonces el mundo no ha sido el mismo, su ausencia se sigue sintiendo en la música y en las artes. El trabajo de este camaleónico artista nos acompañó por 50 años y dejó una marca indeleble en la cultura pop.

Francis Whately se dió a la tarea de dirigir este documental, en el cual queda claro que entiende perfectamente a Bowie, además hizo un trabajo de investigación muy completo, entrevistando a sus colaboradores más cercanos, y a quienes lo acompañaron en su última gira y en la grabación de sus últimos dos discos. Además nos muestra imágenes nunca antes vistas, conciertos, presentaciones, ensayos y entrevistas.

 

Esta cinta inicia haciendo un preámbulo donde nos narran cómo Bowie terminó su última gira “The reality Tour” misma que tuvo que cancelar debido a un episodio cardiaco que lo envió al hospital tras terminar una presentación. Empezar con esta parte de su historia nos permite entender porque David se alejó de los escenarios y la industria musical por casi 10 años y al mismo tiempo vemos qué lo motivó a regresar.

También LEE: La forma del agua es fantástica y encantadora, una obra maestra!

A pesar de que el documental se enfoca en los últimos 5 años de su vida, Whatley emplea una narrativa en la que va haciendo eco y entrelazando algunos momentos del pasado y el inicio de la carrera de este cantante con sus últimos proyectos.

Y en el siguiente día…

En los 5 últimos años de su vida David Bowie se enfocó en 3 proyectos: los discos “The Next Day” y “Blackstar” y la obra musical “Lazarus”.  Cada uno de estos proyectos tenía un significado especial, “The Next Day” fue una reflexión de su vida, su carrera, el precio de la fama, todo lo que había vivido y cómo en ese momento de su vida para él lo más importante era hacer las cosas bajo sus propios términos y no los que dictará la sociedad, la industria musical o la fama.

“Blackstar” es una despedida agridulce, musicalmente innovador y siempre adelantado a su época, pero en las letras nos deja claro que se estaba despidiendo, compuso este disco sabiendo que tenía cáncer y el video para la canción Lazarus lo filmó sabiendo que había perdido la batalla contra esta enfermedad.

La obra musical “Lazarus” siempre estuvo en su lista de cosas que hacer antes de morir, un proyecto donde uso al personaje Thomas Jerome Newton, a quien interpretó en la película de 1976 “The Man who fell to earth”.

En palabras de los colaboradores.

Whatley entrevista a sus músicos y los reúne a tocar y hablar de sus últimas canciones, deconstruyéndolas y analizándolas y a pesar de que Bowie no está físicamente en esas grabaciones la narrativa es tan buena que nunca se siente el hueco de su inexistencia.
Las analogías que muestra el director son los ciclos de la vida, cómo en sus últimas canciones reflexiona sobre otros momentos de su juventud y su carrera, algo que nos ayuda a entenderlo como artista, no sólo al Bowie de los distintos rostros, sino -aún más importante- a él como persona.

Lo más satisfactorio de este documental es ver que en los últimos años de su vida David Bowie se despidió con 3 de sus proyectos más introspectivos y sinceros, que a pesar de lo deteriorado que estaba de salud, su ánimo nunca decayó y logró completar sus metas.

En definitiva The Last five Years es un documental imperdible que te hará apreciar más el talento de El Delgado Duque Blanco.

Recuerda darle like a este artículo y compartirlo.

Facebook Alejandro Sevilla Reportero
Facebook Qué Pluto día
Youtube
Twitter

Comentarios